Hecho a mano

Nuestro proceso

BS Atelier diseña y trabaja con las manos, la técnica y la sexualidad. Pensamos, diseñamos y modelamos piezas eróticas. Como diseñadoras dibujamos formas elegantes que se deslizan entre la moda y el diseño, que son muy eficaces estimulando los puntos sexuales a la vez que erotizan nuestro sentido de la vista. Nuestros productos no están fabricados en serie por máquinas, desde los primeros bocetos hasta la elaboración del color de cada pieza está hecha manualmente. Cada pieza tiene el carácter y la personalidad de ser la única con su imagen. A cada una le dedicamos lo mejor de nuestro saber y concentración. Trabajamos con las manos porque es nuestra maestría y además es una forma cálida de realizar juguetes eróticos irrepetibles para la gente que no se conforma con la idea de tener el mismo juguete que todo el mundo. Ofrecemos la exclusividad en cada una de las piezas. 

Nos gusta conseguir un acabado perfecto sin embargo cada pieza es única, sobre todo en el trabajo de color. Como fabricantes nos hemos encontrado con un oficio antiquísimo y lo hemos querido conservar tal y como había sido, un oficio artesanal y sostenible. Para conseguir todo esto sin merma de la calidad de los productos o de la calidad de vida de nuestro equipo, la producción de los juguetes BS requiere sus tiempos. Cada dildo lleva varias coladas y secados hasta estar completamente finalizado (excepto de un sólo color), por ello los tiempos de fabricación de una sóla pieza puede alcanzar las 48 horas. En BS Atelier investigamos y trabajamos desde 2001 en el sector del diseño, la producción y los estudios de género. Pensamos en el placer para personas dispuestas a disfrutar y a encontrar su estilo personal de vivir el sexo.

HECHO A MANO

100% silicona

En  BS  ATELIER  hemos  elegido  una  silicona  de  grado  médico para  la  fabricación  de nuestros dildos,  porque es  el material  más  adecuado  para un  placer  seguro  y despreocupado. Nuestra silicona está completamente libre de Ftalato con un certificado que  lo  demuestra. El hecho  de  que  la silicona  BS  sea hipoalergénica  y  no  contenga sustancias  tóxicas,  significa  que  podéis  disfrutar  con  nuestros dildos con completa confianza.
La  silicona  que  usamos  para  fabricar  las  piezas  BS  combina  dureza y flexibilidad, nuestros dildos son firmes para estar bajo control y flexibles para adaptarse a las zonas sexuales. La  silicona  adquiere  rápidamente  el  calor  corporal y lo mantiene,  además  la podemos calentar o enfriar si lo que nos gusta son los contrastes de temperatura. Un juguete BS está pensado para que nos haga disfrutar durante muchos años.

MEDICAL GRADE SILICONE BS ATELIER

Packaging:  Diseño ecocompatible

Cuando diseñamos nuestro packaging, nuestro objetivo más ambicioso era minimizar los efectos  que  ciertos envoltorios causan en el medio ambiente. Queríamos  ante todo  un packaging  que  alcanzase  un  estándar  muy  alto  en  responsabilidad  medioambiental  y reducir al  máximo el efecto anti-ecológico sin desatender la protección o la visibilidad del producto.  La  primera  premisa  era  no  utilizar  más  envoltorio que  el absolutamente necesario  y  evitar  así  el  despilfarro  de  material.  Nuestro  envase también  debería proporcionar  una  buena  visibilidad  del producto, ser resistente  para no  necesitar protección y ser accesible para poder palpar el producto. La búsqueda no fue sencilla, hallar un material transparente y seguro que cumpliese con nuestras expectativas  de  higiene  y  cercanía,  que  fuese imprimible  y  reutilizable o reciclable fueron largas jornadas de investigación.
Finalmente dimos con la opción de envase ligera que permite ahorro de espacio y peso en el transporte y es un medio atractivo y práctico para exhibir el producto en las estanterías o guardar en casa. Nuestro pack es una bolsa erguida transparente reciclable y reutilizable. Una vez abierto el envase puedes buscarle diferentes usos, con el cierre tipo zipp  puedes usarlo como  envase  para  este  u  otros  productos  o  cortándole  el  zipp para  numerosas aplicaciones creativas puesto que es resistente a los líquidos puede utilizarse como jarrón para plantas. O si no lo encuentras de ninguna utilidad tirarlo al contenedor de plásticos.